La central nuclear Sizewell C podría ‘absorber más de 500 millones de peces’ y dañar especies como nutrias y raros sapos natterjack, advierten los activistas