El primer cine flotante de Londres regresa por segundo año en Regent’s Canal