La variante Beta ‘realmente preocupante’ se ha extendido desde Sudáfrica a 132 países