‘El reguetón provoca mayor actividad cerebral que la música clásica’