La estrella de los Rolling Stones, Charlie Watts, posa con su esposa Shirley en una dulce foto final