‘El Renacimiento británico ha comenzado’, declara el ministro del Brexit como nación golpeada por la escasez de gasolina y alimentos