La mayoría de los casos de Omicron parecen ‘leves’ después de la investigación de una variante