Cientos de británicos están varados en países de la lista roja porque los hoteles en cuarentena están llenos