Demarai Gray sella la victoria del Everton sobre el Arsenal para aliviar la presión sobre Rafael Benítez