Cerámica y ambiente festivo: cómo es alojarse en el hotel más creativo del Reino Unido