Johnson mantiene las medidas del Plan B a pesar del aumento de casos e ingresos hospitalarios