Turista británico, de 34 años, muere tras caer desde el séptimo piso de un hotel de Magaluf