Vincent Kompany no se inmutó por el trabajo de reconstrucción del equipo en Burnley