Atrapa una ola en la primera laguna artificial interior del mundo en las afueras de Snowdonia