Airbnb lanza la categoría de ‘viviendas históricas’ para que los huéspedes puedan reservar estadías con pasados ​​interesantes