La advertencia de racismo en la policía ha sido ‘sacada de las cantinas y puesta en WhatsApp’